Fotografía nocturna

 

SENDA ha diseñado un itinerario de fotografía nocturna que tiene como objetivo explorar las posibilidades de registro estelar, retratando la Vía Láctea y creando panorámicas haciendo uso de una serie de técnicas como el light painting o el star trail. Para ello, hemos pensado en dos escenarios promovidos como «paisaje» en nuestra zona andina, y que funcionan a modo de lienzos donde podremos pintar cielos estrellados rodeados por una fascinante morfología pétrea.

 

 ¿Qué aprenderemos?

  • El light painting es una técnica fotográfica que consiste en pintar con luz la imagen capturada en nuestra cámara sin ayuda de un software de edición. Estas intervenciones se explotan mucho mejor en escenarios oscuros, y requiere más que un equipo profesional, práctica en el manejo de exposiciones largas, iluminación y movimiento.
  • Star trail (rastro de estrellas) puede complementarse con la técnica anterior; de hecho, coinciden en muchos puntos como el tiempo de exposición y la necesidad de limitar la entrada de luz artificial y natural (luna). La idea es, justamente, capturar la estela lumínica dejada por los fenómenos celestes, por lo cual, los fondos oscuros sirven fantásticamente para generar contrastes impactantes.

 

¿Dónde vamos?

  1. Huayllay[1]
  • La extensa altiplanicie que alberga el Santuario Nacional de Huayllay en la Meseta de Bombón (Departamento de Pasco) se configuró a razón de un proceso erosivo ocasionado por vientos, agua y el desplazamiento glaciar (Paleozoico). Entre otros atractivos, han sido las siluetas megalíticas de animales y las figuras antropomorfas lo que ha llamado la atención de viajeros; la posibilidad de sumergirse en una fuente de agua con una temperatura promedio de 50°C y las innumerables pinturas rupestres (alrededor de 500) que han quedado como vestigios o impronta de los pueblos originarios y su vínculo con la naturaleza.
  • Sin embargo, nuestro museo geológico es uno de los pocos escenarios que permite observar la totalidad de la bóvedad celeste (ambos hemisferios) debido a su proximidad con el paralelo 0°. A su vez, el hecho que se encuentre a una altura de 4.310 msnm (el más grande y alto del planeta) minimiza las posibilidades de ruido para observar y documentar noches estrelladas.
  1. Pampachiri 
  • El «paisaje lunar» de éste bosque está ubicado a 120 km de la ciudad de Andahuaylas (Apurímac) junto a una montaña (Páncula) que funciona como sillín para observar el monumento pétreo iluminado por la noche de estrellas. Las formaciones rocosas tienen una data aproximada de tres millones de años y su origen se debe, probablemente, al material volcánico arrojado por los cerros Qarwarasu y Sotaya.
  • Al igual que en el caso de Huayllay, el escenario permite desarrollar otras actividades que posibilitan el registro fotográfico y el turismo vivencial. Por un lado, realizar una caminata desde el propio bosque hacia la laguna de Roqrosqa ubicada en Cabra Wasi, así como navegar en la laguna azul de Pacucha, desde dónde poder observar las cataratas de Pampachiri a 3.215 (msnm), constituyendo, asimismo, un escenario ideal para crear panorámicas de «paisaje».

 

 

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

 

[1] El bosque de piedras o conocido simplemente como Huayllay, es patrimonio cultural del Perú desde el año 2001 con nivel de protección categoría III otorgado por la IUCN (International Union for Conservation of Nature) en 1974 https://www.iucn.org/es/regiones/am%C3%A9rica-del-sur/nuestro-trabajo/%C3%A1reas-protegidas/categor%C3%ADas-de-manejo-de-%C3%A1reas-protegidas-de-uicn